La FISIOTERAPIA.

Contenida en las denominadas Ciencias de la Salud, utiliza procedimientos basados en la evidencia científica para afrontar la dimensión orgánica, fisiológica o física de las patologías.

Sin embargo se empieza a abrir paso la idea de que la Fisioterapia no sólo debe centrar su atención en el tratamiento de los trastornos biológicos, sino también en la dimensión cultural y social de las discapacidades y las deficiencias.

La recuperación de la función, el tratamiento del dolor, la superación de los handicaps impuestos por las diferentes discapacidades y, en definitiva, la rehabilitación integral de la persona en su entorno sociocultural en un estado de bienestar óptimo se convierte en nuestro máximo objetivo.